El huerto de Igartubeiti y su entorno en abril

Por fin ha llegado la primavera y a final de mes, tendremos el placer de ver los árboles y las diferentes plantas en plena floración, tal y como dice el refrán: “apirilen azkenen, hostoa haritz gainen” (a finales de abril florecerá el roble). La naturaleza nos ofrece una belleza espectacular que debemos cuidar y disfrutar.

El huerto

Para comenzar con la plantación, una buena elección puede ser la lechuga.
Se trata de una planta que necesita mucha agua, especialmente en verano, por eso en euskera se conoce como “ur-aza”, col de agua. También le gusta el sol, pero conviene que la tierra en la que plantemos esté húmeda. Es conveniente no plantar muchas a la vez y dejar un poco de espacio de una planta a otra. Como detalle a subrayar, es mejor plantar en aquel lugar en el que anteriormente han estado diferentes leguminosas.

En la huerta además de verduras y de hortalizas, contamos con las plantas aromáticas para elaborar ungüentos, jabones, infusiones o diferentes medicamentos. También son repelentes naturales para ciertas plagas. En Igartubeiti tenemos la lavanda, una planta de secano. En la huerta, se utiliza para repeler las hormigas, y además, atrae diferentes insectos como la abeja o la mariquita que son cuidadoras naturales de nuestra huerta. Tiene propiedades relajantes, digestivas, anti inflamatorias y cicatrizantes.

También tenemos el romero, la planta del mediterráneo, que da una flor azul, que aguanta bastante bien tanto el calor como el frío. Es una floración que más o menos dura todo el año. Da unos frutos diminutos, que contienen un aceite muy preciado para las hormigas y otros insectos. En cuanto a sus propiedades, es antiséptico, estimulante, diurético y antioxidante.

El entorno

En Igartubeiti ya ha florecido el endrino, con sus florecillas blancas. Se trata de un arbusto silvestre, un espino. En euskera se denomina “basarana” (basoko-arana), que significa el ciruelo del bosque. Es conocido por el fruto que da, la endrina, que se usa para hacer el pacharán y se recoge a partir de septiembre. Hoy en día, el endrino se encuentra en la montaña, antiguamente en los caseríos se utilizaba como cercado natural. Además es muy bueno para las abejas, por la flor y por el polen.

Junto a la floración, los pájaros y las aves también nos anuncian la llegada de la primavera, es el caso del cuco que aparece con el primer arco iris de la primavera y es entonces cuando empieza a cantar. Si llevas alguna moneda cuando oyes por primera vez cantar a esta ave, se dice que durante ese año no te faltará dinero como señal de buena suerte.